Quiosco

¡A liberarse!

Los masajes linfáticos faciales son una opción ideal para liberar nuestra piel y nuestros músculos de toxinas, para lograr un rostro más luminoso y firme, y crear una relación con nuestra rutina de belleza más consciente.

Estamos atravesando una época nueva. Atrás quedaron los días de lo masivo, el concreto y lo perfecto. Hoy apostamos por lo natural, y eso lo cambia todo. Se trata de entrar en contacto, no de disimular, ocultar o cortar con un bisturí. Tu cuerpo te brindará las respuestas y también las recompensas. Por eso, nuestras rutinas de belleza, en vez de una simple actividad rutinaria, se han convertido en un momento con nosotras mismas, para cuidarnos, ahora sí, desde adentro.

¿QUÉ ES?
La linfa es un líquido natural de nuestro cuerpo (de ahí el nombre del sistema linfático), el cual moviliza las toxinas y otros residuos hasta el sistema circulatorio para que el organismo pueda deshacerse de ellos. El problema surge cuando, por distintos factores (embarazo, obesidad, abuso de alcohol o sal, etcétera) el sistema linfático se congestiona, provocando inflamación de ciertas áreas. En el rostro es común que aparezcan ojeras o bolsas en los ojos.


El sistema linfático se pude estimular a través de masajes o drenajes. Los primeros puedes hacerlos en casa y “se caracterizan por movimientos lentos, circulares y de arrastre superficial para estimular los ganglios linfáticos para reducir los síntomas de cansancio, líneas de expresión e hinchazón por retención de líquidos”, como explica Francisco García, Director General de Belleza Permanente. El drenaje, por su parte, “requiere una técnica más especializada y una presión adecuada, siguiendo todo el trayecto de los vasos linfáticos”, como apunta el doctor Uriel Hedding. Mientras que los masajes puedes realizarlos todos los días en casa durante tu rutina de limpieza facial, los drenajes es mejor realizarlos con un especialista cada 15 o 30 días.



PASO A PASO…
Con movimientos como los propuestos por Francisco García, dirige las pequeñas presiones hacia los nódulos linfáticos, desde donde empezarás a desechar toxinas y limpiar tus tejidos, favoreciendo la circulación sanguínea y fortaleciendo los músculos. Todo esto se traduce en un rostro con mejor tono muscular y una piel más firme y luminosa; además de que es un momento ideal para calmar tu mente y eliminar estrés, nervios y ansiedad.

EL CUELLO
Con 4 dedos, realiza tu masaje debajo de los lóbulos de las orejas. Después, baja hacia el cuello y finalmente, deslízate hacia los huecos de la clavícula. De esta manera movilizas los líquidos hacia abajo.

EL ROSTRO
Con cuatro dedos, empieza en la barbilla, pasa por mandíbula y termina a un lado de las orejas.
Con cuatro dedos, masajea arriba del labio, abajo del pómulo y termina en las orejas.

Con los dedos índice y medio, masajea a un lado de cada aleta de la nariz, muévete hacia arriba, a un lado del puente, y termina en el entrecejo, llevando el masaje hacia la frente.

LOS OJOS
Con el dedo medio realiza pequeños círculos presionando todo el párpado inferior, lleva los masajes hasta la sien.

Con el dedo medio, masajea el entrecejo, pasa por las cejas y llévalo hacia la sien.

Con dos dedos, presiona debajo del mentón, desliza hacia arriba, por debajo de la mandíbula, hasta debajo de la oreja, de esta manera estás vaciando todos los líquidos y toxinas que has removido.

Después de cada masaje bebe muchos líquidos para ayudar al sistema renal a eliminar las toxinas a través de la orina.

ACOMPAÑA...
Ayúdate con productos cuya textura no solamente se deslice bien por tu piel, sino que tenga una fórmula rica en activos hidratantes. Estos son nuestros favoritos:

Suero Inhibit High Definition de Natura Bissé. Su fresco aroma es ideal para complementar una experiencia sensorial, además, tiene un coctel de ingredientes poderosísimos para hidratar y reafirmar la piel.

Atoderm Intensive Baume de Bioderma. Tiene una textura untuosa, muy hidratante, pero nada grasosa.

Suero White Infusion Reine Blanche de L’Occitane. Su textura es muy suave. Y su formula con la flor Reina de los Prados brinda una luminosidad que potenciarás con los masajes.

Haz contacto:
Si después de hacer tus masajes optas por un drenaje, asegúrate de hacerlo con un especialista, ya que la movilización de las toxinas y la manipulación de los ganglios puede llegar a ser delicado.

• Belleza Permanente
Vacupress: aplicación de ventosas con aparatología.
Vodder: masaje manual.
Teléfono: 5004 5070
www.bellezap.com.mx
• Hedding Medical
Teléfono: 2625 4267 y 4593 1686
www.heddingmedical.com 

 

Por Magdalena Pérez


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube