Quiosco

Ácidos revolucionarios

Son los nuevos activos preferidos de la industria cosmética por su poder regenerador, pero, sobre todo, porque son muy amables con todo tipo de piel. se trata de los ácidos AHA y BHA, tan novedosos como efectivos.

La belleza física, decía Platón, es un reflejo de la belleza interior. Es decir, no se trata solamente de aquello que es agradable a la vista o a los sentidos, sino de aquello que causa admiración por su aspecto, por un gesto o, como dirían otros, con la vibra que transmite... con aquello que se adivina pero no es evidente, pues.

La belleza, en fin, se desborda, no está contenida, porque va más allá de los límites del cuerpo. Por eso, es importante cuidarse desde adentro. Sí con nuestra alimentación, pero también con nuestro estilo de vida y nuestras relaciones interpersonales. No es de sorprender que muchas enfermedades tengan su origen en la mente... cuidarnos empieza desde allí.
Nuestra rutina de belleza debe ser un momento de profunda conciencia y del más puro contacto con nosotras mismas. Darle a la piel lo que comienza a hacerle falta o lo que de repente, por temporadas, pide, y hasta extras o boosts de energía para consentirla, habla de lo integradas que estamos con nuestro cuerpo y de lo bien que nos conocemos.

Los ácidos AHA y BHA son los nuevos consentidos de la cosmética porque, precisamente, actúan sobre la conciencia de querer lucir una piel radiante en la superficie, mientras la limpiamos desde adentro.

BENEFICIOS PARA TODAS
El doctor Luis Moya es médico cirujano con especialidad en dermatología  y estudió en el Centro de Referencia Nacional de Dermatología y Lepra en La Habana, Cuba, la pequeña isla caribeña de excelsa reputación en cuanto a educación médica se refiere. No es de sorprender que cuente con uno de los consultorios más renombrados en la Ciudad de México. Por ello lo buscamos para platicar sobre los AHA y BHA, activos tan novedosos que los dermatólogos apenas empiezan a usarlos, pero tan eficaces que ya ocupan un lugar especial en el abecedario del cuidado de la piel.



“Los AHA o Alfahidroxiácidos son un grupo de ácidos naturales que se encuentran en algunos alimentos como las frutas. Podemos encontrarlos en frutas cítricas (ácido cítrico), en la caña de azúcar (ácido glicólico), en la leche agria (ácido láctico), en las manzanas (ácido málico) y en las uvas (ácido tartárico). Otros derivados ácidos son los BHA o Betahidroxiácidos, de los cuales el más conocido es el ácido salicílico, un activo que es común encontrar en muchos tratamientos cosméticos para pieles grasas”, explica el doctor Luis Moya. Mientras que los AHA son solubles en agua, los BHA no, por eso se recomiendan para pieles grasas o con tendencia acnéica. Independientemente de sus diferencias, ambos transforman la piel.  

Los AHA y los BHA tienen muchos beneficios, según nos cuenta Luis: “hidratan, eliminan células muertas y funcionan como seborregulador. Son exfoliantes que mejoran la apariencia de la piel, como las cicatrices superficiales; también ayudan a hacer menos evidente el poro abierto, mejoran la piel que padece foto-envejecimiento, es decir, aquella que tiene daño solar acumulado. Con una correcta foto-protección, también funcionan como aclarantes. Son buenos coadyuvantes junto con otros activos despigmentantes para las pieles que padecen melasma o manchas”.

PODER EXFOLIANTE
Las células del cuerpo humano mueren y se renuevan en un ciclo vital sorprendente. Para que las células muertas no opaquen la piel, es necesario removerlas, por eso la exfoliación es uno de los procesos más amables que podemos hacer por nuestro cutis. No solamente remueve las células muertas, también otras toxinas e impurezas. El resultado es una piel limpia y fresca que, por lo tanto, luce suave y radiante.

Es común que encontremos ácidos AHA y BHA en tratamientos exfoliantes precisamente por el poder que tienen para mejorar la textura de la piel. Sin embargo, también los encontrarás en hidratantes. Son tan amables que se usan por vía tópica y en casa, como complemento de tu rutina facial. “Sí es importante aclarar que cada piel es distinta, no todos los tratamientos son para todos los pacientes”, afirma Luis. Por eso es importante que te conozcas y sepas entender el lenguaje de tu piel. Nunca está de más, eso sí, una visita al dermatólogo.



APUESTAS SEGURAS
Mascarilla DreamSkin Capture Totale, de Dior
Esta mascarilla peeling contiene ácido salicílico (BHA), ácido glicólico y cítrico (AHA) y ácidos de flores. Es ideal para usarlo cuando tienes un evento, pues transforma la piel en tan sólo un minuto. Aplica masajeando en todo el rostro hasta que se transforme en una crema blanca, deja reposar un minuto y retira con abundante agua.

Exfoliante Glyco Extreme Peel, de Natura Bissé
Contiene cinco AHA: glicólico, málico, tartárico, cítrico y láctico, que, junto al ácido salicílico (BHA), eliminan las células muertas de la piel. Luminosidad y un efecto lifting son el resultado del uso de este tratamiento recomendado para pieles maduras y/o con manchas.

The Replenishing Oil Exfoliator,de La Mer
El poder del ácido glicólico (AHA) aunado a un rico cocktail de aceites naturales, hacen de este exfoliante uno muy sensorial. Lo puedes usar sobre la piel seca para una exfoliación profunda o bien, mezclado con un poco de agua, para lograr una textura más untuosa.

Effaclar, de La Roche-Possay
La Crema Mousse Effaclar y el sebo Effaclar Mat contienen ácido salicílico (BHA), lo que los hace ideales para pieles grasas que padecen, además, puntos negros. Son una excelente pareja para limpiar e hidratar.

Ampolletas Alfa-Peeling, de MartiDerm
Son un tratamiento nocturno muy poderoso gracias al efecto que logran los AHA combinados con colágeno marino y ácido hialurónico. Basta aplicar una ampolleta antes del tratamiento hidratante nocturno para que, mientras dormimos, favorezca la renovación celular, reafirmando y reestructurando la piel.

Stick Antiimperfecciones Hyséac Bi-Stick, de Uriage
Es la acción combinada de BHA y AHA junto con otros activos las que logran que este lápiz mágico seque imperfecciones localizadas al tiempo que calma la piel; además, tiene un toque de color con una textura aterciopelada para disimular cualquier imperfección.

Crema de manos Rejuvenating AHA, de Murad
El ácido glicólico (AHA) y el Ácido Hialurónico ayudan a mejorar la claridad y textura de la piel de las manos. Tiene una textura ultra ligera de rápida absorción para que sea mucho más cómodo usarla. Aplicable en brazos.

Por Magdalena Pérez


Publicación más antigua





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube