Quiosco

Belleza inagotable...

Cada vez que en el fantástico mundo de la relojería una mítica casa suiza como ésta ⎯la misma cuyo lema reza: “Un reloj Patek Philippe nunca será suyo. Usted sólo tiene el placer de cuidarlo para la siguiente generación” ⎯ presenta una nueva encarnación de uno de sus modelos icónicos, los motivos para festejar sobran. Más aún si se trata de una de nuestras piezas predilectas.

Ayer por la noche, fuimos uno de los pocos y afortunados invitados a conocer en exclusiva el nuevo avatar del Twenty~4, un reloj que sorprendió al mundo en 1999 como el primero de acero engastado con diamantes de la firma, dirigido a las mujeres cosmopolitas que combinan una vida profesional activa con el esplendor de las veladas y las galas de noche.

Esta vez se transforma en un pequeño tesoro redondo (su caja es de 36 mm), de contornos suaves y tacto sedoso en versiones de acero u oro rosa con 160 diamantes en su bisel, y oro rosa con 208 diamantes en su bisel y asas, 13 diamantes en la corona y 248 diamantes en el brazalete (leíste bien: ¡469 diamantes en total!).

 

En su corazón late también la novedad de novedades: por primera vez su movimiento es mecánico. En el Twenty~4 todo es exquisitez y logro técnico. Y para subrayarlo, detengámonos en la palabra “manufactura”, la cual no cualquiera puede llevar en el nombre: “hechura a mano”. Insistimos: no cualquiera.



“La verdadera belleza es eterna”, dice otro lema de Patek Philippe. Habría que completar que en su caso es eterna… pero siempre propositiva y novedosa.


Para conocer otros modelos de esta colección, te invitamos a dar un viaje virtual por una de nuestras casas favoritas de alta relojería:

https://bit.ly/2Eh38oC


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube