Quiosco

Es un hecho: la corona no es para todos

Gracias, Rolex, por invitarme a una de las experiencias más fantásticamente reales de mi vida.
El sol, en principio, me impedía reconocerlo. Pero ahí estaba, parado, como cualquier otro fan del buen golf. El Príncipe Alberto de Mónaco me sonrío cuando me presenté como “Lina, de México”. Y en muy buen español halagó mi tierra bonita.

Muchos hombres me han dicho “princesa” (por una u otra razón), pero a demasiado pocos les he retribuido con el título recíproco.

¡No cualquiera es REAL!

Sin duda alguna ser genuino es una corona que pocos saben portar. Y, curiosamente, esta se encuentra al alcance de todos.

¿Será que muchos han decidido brillar con reflectores en vez de transmitir su propia luz? Creo que todos tenemos la opción, responsabilidad y privilegio de poder encender nuestro switch interior capaz de iluminar no nada más nuestra existencia, sino la de los demás. ¡Se llama glow!

No se trata de magia, sino de simple conexión con nuestra esencia, que, sin duda, busca la mejor manera de proyectarse y conectarse con la realidad y, a veces, también con la realeza.

Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube