Quiosco

¡A corazón abierto!

“Las horas más felices de mi amor, fueron contigo”, dice un famoso bolero. Lo mismo le cantamos al Happy Sport en su 25 aniversario, a la decisión de Chopard de emplear solamente oro extraído de fuentes responsables y a la joie de vivre de Caroline Scheufele, la directora artística y copresidenta de esta histórica Maison suiza fundada en 1860.

SALIR DE LA ZONA DE CONFORT

GLOW!: Dime algo, en estos días ¿qué es lo que más te hace feliz?
CAROLINE SCHEUFELE: Muchas cosas, pero en cuanto a mi trabajo es el logro de haber anunciado que hoy podemos producir todo en oro ético (oro extraído a través de métodos artesanales), después de cinco años de incansable trabajo. Eso me hace feliz, me hace sentir mejor sobre lo que hago.
 
GLOW!: Justamente te iba a preguntar, el ser socialmente responsables y éticos al 100%, o digamos al 99% porque somos humanos, nos ayuda a sentirnos felices con la vida, ¿cierto?
CAROLINE: ¡Claro! Te sientes mejor; yo me siento mejor ahora. Cuando antes veía las piedras preciosas rodeadas de oro, no me imaginaba todo el proceso que llevaban detrás. Y ahora que lo entiendo, lo protejo y lo veo cristalizado en piezas maravillosas y me lleno de satisfacción. Claro, requiere más trabajo, pero también se convierte en algo más significativo.
 
GLOW!: Cuéntame, ¿cómo fue el reto de cambiar a la empresa en la que trabajas en una corporación 100% ética y responsable no nada más con los empleados sino con los materiales que utilizan?
CAROLINE: Fue salirme de mi área de confort y prepararnos para el cambio. Tuvimos que hacer labor de convencimiento con todos los empleados, los talleres, la producción, para mostrarles que este es el futuro. Muchas veces, las personas están muy cómodas en las zonas que ya conocen y decirles que hagan algo nuevo o diferente les provoca susto. Es como el matrimonio: en ocasiones las personas no se separan por miedo a lo que ocurrirá después, pero hay que dar ese gran paso para evolucionar.
 
GLOW!: En tu experiencia, ¿cuánto tardas en pasar de tu zona de confort a pensar de manera innovadora?
CAROLINE: Lo hago todo el tiempo, así que es fácil enfrentarme a cosas y retos nuevos. Lograrlo fue bastante rápido: estaba en Los Angeles, conocí a gente que me impulsó a llevarlo a cabo y, cuando regresé, me senté a trabajar con mi hermano y pusimos manos a la obra.
 
GLOW!: Yo te conocí en 2006 en tu oficina. Desde entonces veo a una mujer muy feliz, a la que le han pasado muchas cosas buenas… Para ser precisa: Yo podría asegurar que no te llevas bien con el miedo.
CAROLINE: Es cierto. Fui a Botsuana a una mina de diamantes sin avisarle a mis padres; les dije que iba a Qatar. Sí pasé por Qatar, entonces no mentí al 100%, pero cambié de vuelo para ir al sur de África. Al final, le dije a mi madre dónde iba a estar porque tenía muchas ganas de ver la mina, y no quería asustarlos. Fue una experiencia increíble.
 
GLOW!: ¿Qué dijo tu mamá cuando le dijiste la verdad?
CAROLINE: Me dijo que cómo era posible que durante un año y medio no se hubieran dado cuenta de nada. Y le respondí que a veces las cosas se quedan en secreto por mucho tiempo pero porque llevan algo bueno. Me pidió que mejor la próxima vez le avisara.
De hecho, estaré viajando pronto a una mina en Perú; creo que sí le diré desde el principio, antes de que se entere por la prensa. Cuando estuve en Botsuana no dejé que me tomaran fotos justo por esa razón.
 
GLOW!: Pero el hecho de guardar muy bien los secretos significa que eres una persona muy leal.
CAROLINE: Yo soy una persona sumamente supersticiosa; no hablo de ciertos proyectos hasta que se concreten y se vuelvan realidad. No porque me vayan a echar el mal del ojo, pero es mejor ser discretos hasta que las cosas pasen. Me sucedió una o dos veces en las que hablé de más y al final el proyecto no se llevó a cabo y me sentí muy mal. Por eso ya aprendí a hablar sólo cuando el proyecto se haya completado.
 
GLOW!: ¿Cómo sabes/sientes cuando algo ya se completó?
CAROLINE: Lo siento en mi interior. Percibo, también, que todo está conectado positivamente.
 
GLOW!: ¿Y es instinto también?
CAROLINE: Sí, definitivamente.
 
GLOW!: Trabajas con un equipo muy talentoso, a veces debes escucharlos más que a ti misma, pero otras tú tienes que guiarlos…
CAROLINE: …La mayoría de las veces es lo que sucede. Le puedes preguntar al equipo. Cuando se me graba una idea en la cabeza, debe ser así o si no, no la hago. Pero sí escucho mucho. Si el equipo tiene una gran idea, obviamente la tomo en cuenta: la sigo, si no, no tendría el espíritu de trabajo en equipo. Y perderíamos todos. Cuando alguien no escucha a los demás es poco probable que avance.


 GLOW!: ¿La necedad es sinónimo de éxito?
CAROLINE: No diría necedad, sino persistencia. La necedad no necesariamente es una cualidad, pero el ser persistente sí lo es. La necedad significa estar estancados en algo que tal vez no es lo correcto, pero ser persistente es distinto. A veces las cosas buenas toman tiempo y hay que volverlas a hacer.
 
GLOW!: Y luego ocurre lo contrario, que las cosas pasan muy rápido como lo que acaba de suceder, cuando Chopard se volvió ético y socialmente responsable.
CAROLINE: Sí, creo que así nos educaron. Porque vivimos en Suiza, que es un país vanguardista en cuanto a ese tema. Por ejemplo, hace muchos años en Suiza empezamos a dividir la basura para reciclar y actualmente ya es algo que casi todos hacen. Me siento orgullosa de haber nacido en Suiza, un país avanzado.
 
GLOW!: Avanzado y antiguo, también. Aquí se mira hacia el futuro sin pasar por alto los valores con los que se han construido cada historia de éxito. Justamente como Chopard, que a lo largo del camino nunca ha dejado de respetar los principios familiares. Porque, sé que estarás de acuerdo conmigo, que no sería lo mismo sin la relación, apoyo e incluso conflictos entre ustedes.
CAROLINE: Sí, tenemos nuestras diferencias en opiniones, en edades, pero es bueno. La familia es familia, y creo que el proyecto del oro ético fue más fácil de llevar a cabo en un ambiente así que de negocios solamente o de una empresa que pertenece a un grupo más grande y los CEO cambian todo el tiempo. En una empresa de familia los proyectos se pueden dar a mayor plazo y todos caminan hacia la misma dirección.
 
POR EL CAMINO DEL HAPPY SPORT
GLOW!: ¿Qué tan importante es para la familia, para ti, el aniversario 25 de esta pieza icónica?
CAROLINE: Me siento vieja [risas]. Siempre quise un reloj deportivo. Entonces cuando lo estaba diseñando pensaba en algo divertido, algo que puedes usar a cualquier hora, haciendo cualquier actividad. El concepto happy diamond ya existía, pero no en un reloj deportivo así que me arriesgué a hacer algo nuevo. Fuimos los primeros en insertar diamantes en una caja de acero y se lo mostré a mi papá antes de lanzarlo. Me dijo que estaba loca porque los diamantes sólo “se llevan” con el oro, pero le pregunté ¿por qué?, ¿dónde está escrito eso? Y acabó siendo un parteaguas para toda la industria relojera. En ese momento nunca pensé que 25 años después se convertiría en una pieza icónica parte de la firma.
 
GLOW!: Y hay algo más, hay mucho de ti en un Happy Sport. Es muy tú, que siempre estás en movimiento…
CAROLINE: Sí. Y siempre va a tener una apariencia distinta porque los diamantes se mueven. Entonces dependiendo de tu postura siempre se verá diferente.
 
GLOW!: Para mí, “happy sport” es como debería ser la vida.
CAROLINE: Sí, es una actitud positiva. Es cierto. Yo siempre veo el vaso medio lleno, pero hay muchas personas que ven el vaso medio vacío, lo cual es el enfoque equivocado.
 
GLOW!: Exactamente, y me gustaría pedirte un consejo: ¿Cómo le haces para ver el vaso siempre medio lleno? No es fácil.
CAROLINE: Es la manera en que ves la vida. Yo siempre digo que no hay problemas, sino soluciones. Cuando era niña, me subía al tranvía con una amiga y nos divertíamos sonriéndole a la gente, porque las personas se veían muy tristes y cuando les sonríes te regresan la sonrisa. También, cuando sonríes las arrugas se van para arriba y si no sonríes las arrugas se van para abajo, y ahí te puedes dar cuenta de que una persona es triste. Sonreír no cuesta nada. Claro, por otro lado, tengo días terribles, en los que estoy de muy mal humor, pero luego se me quita, lo expreso y sigo adelante.
 
GLOW!: Si te pidieran que hicieras una pieza con una sonrisa, ¿cómo sería?
CAROLINE: Haría la pieza redonda con un gran “happy diamond” y dos corazones, le pondría ojos y una nariz [risas].
 
GLOW!: Tú eres un corazón, como el corazón rosa de la pulsera que llevas puesta.
CAROLINE: ¡Ah, el Happy Heart! Sí. Me encantan los corazones.


 GLOW!: Para mí, tú eres un corazón.
CAROLINE: Me gustan mucho. Creo que casi todas nuestras piezas tienen un corazón. Es una forma muy simbólica, pues representan la familia, la felicidad, el amor, la amistad. Todas las personas que trabajan en la industria saben cómo cortamos nuestros corazones; si no lo hacen a nuestra medida se lo dan a alguien más. Saben que soy muy exigente con las formas de los corazones; a veces pienso que si es lunes y está mal cortado, entonces seguro el que lo cortó estaba de mal humor.
 
GLOW!: Ya te pregunté si tú tomas las decisiones y me dijiste que tratas de balancearlo con todo tu equipo. Pero si tuvieras que escoger, ¿de dónde tomarías las decisiones?, ¿sería del corazón?
CAROLINE: Sí, si tuviera que escoger serían del corazón, siempre, y luego con el cerebro.
 
GLOW!: Eso podría ser peligroso…
CAROLINE: Tal vez, pero seguramente será la mejor decisión.
 
GLOW!: Regálanos otro consejo desde tu corazón hacia el nuestro. ¿Cómo podríamos ser más felices?
CAROLINE: Te despiertas de buen humor y haces algo lindo todos los días, como llamarle a un amigo o una amiga. El chiste es hacer algo que no esté planeado; no debe durar mucho tiempo. Puedes saludar o escribirle a alguien que hace mucho no ves. Puedes darle dinero a alguien que está pidiendo en la calle o, mejor aún, comprarle comida para que no adquiera alcohol. Hablar con tu perro… yo tengo nueve, entonces es medio complicado [risas].
 
GLOW!: Puedes compartir con nosotros algo que te hizo feliz hoy o durante el viaje a Basilea.
CAROLINE: Veo que mis papás están de muy buen humor porque los números van bien. A veces están medio de malas, pero en este viaje están contentos. Festejamos el cumpleaños 80 de mi papá con todos sus amigos y la pasamos muy bien. Fue antes de venir aquí. Él tiene muy buena salud, así que... estoy feliz.

GLOW!: Desde mi corazón al tuyo: Lo celebro mucho, y que así seamos siempre. Porque ser felices es cuestión de ir por la vida con el corazón abierto. Como nosotras. Gracias, como siempre, querida Caroline, por tu franqueza.  

Por  Lina Holtzman Warszawski


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube