Quiosco

Karla Vallín sigue de estreno y nosotros no dejamos de movernos a su ritmo

“Lo que más gocé con este disco fue encontrarme. No me puedo esconderme de mí misma”

GLOW!: Acabamos de recibir la noticia de tu primer disco. El año pasado presentaste un sencillo, en el cual nos dejaste ver tu estilo, un híbrido guapachoso con pop, algo muy bien hecho, con una voz hermosa, educada. Dicen por ahí que lo “que se hereda, no se hurta” y por eso es inevitable hacerte esta pregunta: ¿cómo fue tu infancia en medio de tanta música?

KARLA VALLÍN: Sí, mi infancia estuvo llena de música, no solamente por mi papá [Sergio Vallín, guitarrista de Maná], sino por toda mi familia: mis tíos y tías cantan, mis primos tocan instrumentos; realmente toda mi familia es muy musical, sobre todo del lado de mi papá, pero nunca me la impusieron, siempre fue algo supernatural.

Mi vocación por la música de una manera consciente empezó a los 10 años cuando mi papá me escuchó cantar; me dijo que lo hacía bastante bien, sugirió meterme a clases de canto y me dijo que si me gustaba, podía seguir explorando y me enamoré de cantar, de la música y empecé a hacer concursos de talento. Cuando gané uno de ellos, me cambió el chip porque vi que podía vivir de eso que me encantaba. Yo quería dejar todo, estaba por terminar la secundaria y mis papás me hicieron ver que era importante que terminara la prepa y ya después podía estudiar lo que quisiera. Entonces me metí a una prepa que tenía teatro musical y luego estudié bien este género en Estados Unidos y también música en The Musician Institute en Los Ángeles.

Ya traía una idea muy clara de lo que me gustaba: admiro mucho lo que hizo Selena Quintanilla, pero también resueno con el pop y el rock viejito, que le llaman the boop, artistas como Bruno Mars, Meghan Scheiner, que tienen un poco de eso, viejito pero actual. Entonces he descubierto que me gusta todo eso más la cumbia y tuve que ver la manera de fusionarlo y así salió “Piropos”, el sencillo del que vengo a hablar pues ya sale el 30 de agosto, ha sido cardiaco, pero estoy supercontenta con el resultado. Se agregó al proyecto Armando Ávila, un productor impresionante porque crecí con las canciones que él produjo y escribió para la Quinta Estación.

“Piropos” es una historia de amor, donde juego mucho con un lenguaje coloquial, juego con los piropos que se dicen de una manera romántica, divertida y el video también está pensado en eso, trae una onda cumbiabera-popera y toquecitos de rocanrol boop.

GLOW!: Y mira, a propósito de los piropos, ¿a qué le cantas como compositora, qué te inspira?

KARLA: Al amor, que es el motor del mundo pues creo que si uno hace lo que ama, pone su granito de arena.

GLOW!: ¿Te pasa que sufres a la hora de componer?

KARLA: No, creo que al contrario, me sana. Para mí hay dos tipos de composición, una es más comercial, así como de ver de qué vamos a hablar, ¿de tristeza?, okay, entonces me voy a mi burbujita de tristeza y hasta puedo llorar un rato, me salgo, compongo y la dejo ahí. Hay otras ocasiones en las que realmente está pasando eso en mi vida. De hecho, hubo un tiempo en que me bloquee y no podía ponerme al piano porque sabía que iba a enfrentarme a mí misma. A veces es difícil componer, pues uno está desnudo, de la manera más pura, al escribir una canción.

GLOW!: ¿Cuál es el piropo que más te describiría, el que no te han dicho, pero sí te lo has dicho a ti misma, muy válido, por cierto, pues hay que chulearnos a nosotros mismos?

KARLA: Es uno supercliché que está en mi canción, y dice: “Si lo bonito fuera pecado, tú no tendrías perdón de Dios”.

Te dejamos el nuevo sencillo "Piropos" de Karla Vallín.


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube