Quiosco

Stephanie Salas: "Con sentido del humor… y del amor"

“No hay que ser tan apretados”, dice con desparpajo respecto a esas ocasiones en que la vida se pone muy seria. Ríe y sonríe, rememora y planea. Es una Pinal que es una Pasquel que es una Banquells que es muy Salas. Mujer por dinastía y mérito que, desde siempre, busca y encuentra su camino propio, busca y encuentra su espacio, busca y encuentra fluir, busca y encuentra su futuro, busca y encuentra…

DOS DE SUS AMORES
GLOW!: Todas las mujeres Pinal han trabajado muy duro por las cosas.  STEPHANIE SALAS: Ha sido buscar mi propio camino toda la vida. No porque vengas de una misma familia tienes que compartir los mismos gustos. En gustos se rompen géneros. En ese sentido, todos hemos tenido una inclinación: aunque la misma carrera, la rama ha sido distinta.

GLOW!: Vamos a una de tus ramas. ¿cómo descubriste la música?
STEPHANIE: Toda la vida he tenido la música en las venas. Mi papá egresó del conservatorio de París en 1985; él era baterista [Mike Salas tocó con Los Hooligans y Javier Bátiz] pero tocaba la guitarra y el bajo. Aparte de tocar con la filarmónica, sabía mucho sobre el rock. Yo nací en los 70 y con mi mamá nos íbamos en la moto a los bares donde tocaba; estuvo en el festival Avándaro. Fuimos muy rockanroleros a su lado, entonces crecí con buena música, escuchando la música, lo mezclaba con la rama teatral de mi mamá, porque a ella la acompañaba a los teatros. Entonces tengo esa dualidad entre la música y la actuación.

GLOW!: ¿Qué es para ti la actuación?
STEPHANIE: Es un recinto muy sagrado, es algo que necesito todo el tiempo, porque es la mejor terapia que puede haber. Es un espacio único en donde puedes interactuar con la gente, pero desde la perspectiva de un personaje por el que dejas de ser tú mismo y puedes interactuar desde la maravilla que te da una interpretación. Nada en esta vida te ofrece la misma sensación que significa estar frente al público, parada en un escenario.

GLOW!: ¿Cómo te describirías como actriz? Eres más intuitiva, más metódica… ¿cómo trabajas?
STEPHANIE: Sin duda alguna, siempre he sido muy de feeling, muy orgánica, con un sentimiento muy grande. Todo lo llevo hacia el alma y el corazón. Desde esa perspectiva, siempre me atrapan los personajes y siempre empiezo a trabajarlos desde la medida en que los conozco; me apasionan, me prenden, se vuelven parte de mí, emocionalmente. Ahora, como bien dices, hace dos años hice un “teatro en corto” de Isadora Duncan y me metí a la historia de cómo fue, de dónde vino, qué hizo Isadora, y, con esas bases y la emoción, esposible crear un personaje muy completo, sobretodo si estás hablando de alguien así.

GLOW!: ¿Cuál es el proyecto actoral que más has disfrutado?
STEPHANIE: Gocé mucho hacer Mame; fue un reto para mí, un trabajo enorme. Primero estaba Itatí Cantoral y luego fui yo. Tuve muy poco tiempo para montar la obra, pero de repente empezó a brotar ese personaje con el  que yo había crecido y al que había visto toda mi vida. En el momento en que empiezo a leer el guión, digamos que ya lo traía en mí [Silvia Pinal la interpretó por primera vez en los años 1970]. Montamos la obra en tres semanas, que es muy poco tiempo para algo de esa magnitud. Te puedo decir que hoy en día estoy muy contenta con la temporada dos de La piloto, que ha sido un gran éxito y un reto, porque, a diferencia de Mame, que es un personaje totalmente glamuroso, de las grandes ligas de los 20s y 30s, este que interpreto ahora es un personaje muy verdadero, muy crudo, muy contemporáneo, de una mujer fuerte, motivo de identificación de tantas mujeres. De esas mujeres que se echan al lomo toda la responsabilidad y que quieren seguir adelante.

GLOW!: Finalmente, es alguien con quien en la vida real te vas a identificar.
STEPHANIE: Así es, en La piloto todos los personajes son muy reales; todo lo que sucede es real. No estamos en el set, en el foro; estamos realmente en locaciones que le dan esa característica que pide la serie. Estamos muy contentos porque todo el mundo le ha echado las ganas necesarias para sacar adelante un proyecto de esa magnitud.

GLOW!: Ahora que mencionas este asunto de las series, que han venido a cambiar la manera en que se hace televisión, ¿cómo vives ese paso? ¿Cómo ha cambiado todo?
STEPHANIE: Sin duda alguna, el formato de hoy no tiene nada que ver con el de antes: el mundo en el que vivimos no es como el de antes. De esa forma, era de esperarse que las televisoras adopten un cambio en su contenido, en sus historias, en su forma de hacer las cosas. En este caso creo que es un acierto por parte de Televisa y todos los involucrados, apostarle a un proyecto como este, con series que tocan temas reales que no son dramas, sino temas que de verdad nos interesan.


SUS MAESTRAS DE VIDA
GLOW!: Que menciones a tu abuela me lleva a preguntarte, ¿qué identificas en ti de ella o de tu mamá?
STEPHANIE: Todo, porque son mis grandes maestras. En cada trabajo que hago hay una parte de mí que piensa si está a la altura y sabe siempre que es una doble responsabilidad porque no nada más estoy yo, sino el nombre de la familia... y lo hago con todo el cariño y la dedicación de mi persona.

GLOW!: ¿Y qué identificas de ti en tu propia hija, Michelle?
STEPHANIE: Yo creo que es una mujer que, desde pequeña, ha visto ese mismo hecho y se le ha inculcado, de mi parte y de parte de mi matriarcado, y es algo que lleva muy en alto, es muy consciente de ello. Michelle es muy exigente y disciplinada con su trabajo y está muy al tanto de la responsabilidad del mundo de hoy, porque no estamos hablando de la misma época de antes.

GLOW!: Cuando estuvo en la portada de Glow! dijo una frase que encantó a todos: “no me tomo tan en serio, por eso me caigo bien”. Escuchar a alguien tan joven decir algo así revela una madurez y una inteligencia a prueba.
STEPHANIE: Sí, así es la vida misma, no hay que ser tan apretados. Si te cae el veinte de todo y fluyes contigo misma, con la vida, con la gente, se te dan las cosas también de esa manera.

GLOW!: ¿Qué haces para ser fuerte ante esas cosas de la vida que a veces no son al cien por ciento como quisiéramos?
STEPHANIE: Yo creo que todo hay que tomarlo con cierto sentido del humor. Juntar todas tus energías para entender ese mal bache, esa mala etapa que estás pasando, y encontrar una solución. Siempre hay que encontrar una solución. Creo que en eso consiste la esperanza en la vida. Sin embargo, también hay que ser buen individuo para ser consciente de lo que uno es; yo creo mucho en el karma y en la medida en que hagas bien las cosas, entonces, la vida te va a tratar bien.
Glow!: Hay de pronto quien falta a la verdad respecto al pasado, ¿cómo reaccionas?
STEPHANIE: Al final del día, tomo las cosas con una filosofía... estoy bien, no me dejo asfixiar por una cosa así ni mucho menos, porque mi alma, mi persona, mi ser, están en paz. Yo me la he pasado fuerte, como madre soltera y sacando adelante a mi hija; ese ha sido el mayor reto de mi vida y estoy orgullosa, y soy una mujer muy plena en ese sentido.

SUS PLANES
Glow!: No quisiéramos terminar sin saber qué planes tienes en lo musical. ¿Qué viene para ti?
STEPHANIE: Estoy muy contenta de que ya se pueda descargar toda la antología de mi música, desde la telenovela Baila conmigo, el disco que se llama Tuna; hay otro que se llama Soy lo que soy... todo eso ya se puede descargar. Por otro lado, tengo una sorpresita, el plan de emprender un show que abarque la década de 1990 desde un lado femenino, muy padre, con varias compañeras que vivimos la época intensamente, y también invitar a colegas contemporáneas a un movimiento femenino para cantar temas muy emblemáticos que han sido parte de nuestra historia y nuestro crecimiento, musicalmente hablando.

GLOW!: Eres, por otro lado, una mujer que se ha interesado por participar en causas sociales; como actividades en la lucha contra el vih/sida. ¿Estás trabajando ahorita con alguna fundación o haciendo algo al respecto?
STEPHANIE: Fíjate que en estos momentos quisiera unirme a causas que apoyen a mujeres solteras; quiero empezar esa campaña y definitivamente estoy en eso y ya se está dando. Quiero apoyar a las mujeres que lo necesitan, porque todavía hay mucho que hacer; en México todavía no se ha acabado esa discriminación, esa misoginia, ese maltrato hacia la mujer, y yo quiero apoyar a todas las mujeres que lo necesiten.

Por Jorge Mendoza Toraya


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube