Quiosco

Ups and downs

Con Lila todo es contraste Por su enorme pasión, Por su total sencillez. Con ella se ríe a carcajadas, se llora desde el alma… Tiene una seguridad en sí misma que contagia. Su mirada es penetrante, pero, al mismo tiempo, permite vislumbrar su lado más vulnerable. Siempre amable, Siempre accesible, Abierta y con un sentido del humor que la hace todavía más admirable.

Lila Downs pudiera llamarse también Mujer Luz, Mujer Canto, Mujer Feroz, mujer de profundidades del sentir, del pensamiento y del espíritu. Coincidir con ella es una experiencia de vida gracias a su palabra, su sonrisa y su visión del mundo, en la que caben la empatía, la solidaridad y el amor inagotable por su arte, su tierra, su gente… la tierra y la gente de todos los mundos que ella abraza.   

GLOW!: Es un honor que hayas aceptado cobijarte por el espíritu de Glow! y que seas, como siempre, tan tú.
LILA DOWNS: Gracias, gracias por recibirme y aceptarme como soy.

GLOW!: ¿Crees de verdad que hay que aceptarte como eres? Es un placer recibirte como eres.
LILA: ¡Qué linda! Creo que parte de mi ser es integrar otras cosas. Fue lindo, por ejemplo, usar cosas distintas y una hermosa experiencia trabajar con un fotógrafo tan increíble.

GLOW!: Hablas de fusionar lo de afuera con lo que ya es tuyo. Cuando veníamos de la selva decías: “Qué lindo lugar, no lo conocía”. ¿Cómo te enfrentas hacia lo o los desconocidos? Espacio, situación, personas…
LILA: Es una experiencia única ir a un lugar o a un entorno que no es familiar. Para mí es una parte esencial de mi vida, me gusta mucho. Me gusta mucho conocer gente muy diferente, gente difícil. Por eso me gustó vivir en Nueva York durante 10 años y conocer gente de muchos países.

GLOW!: ¿Por qué elegiste Nueva York?
LILA: Porque es el lugar más cosmopolita del mundo, donde conviven tantas razas y culturas y lo hacen armoniosamente, la mayoría de las veces.

GLOW!: ¿Qué te dio Nueva York? Como mujer y como artista.
LILA: Como mujer fue muy liberador porque me encontré con todo tipo de mujeres que buscan eso, otro tipo de libertades. En especial en las artes, un poco en la música. Lo que me encantó fue conectar con otros latinoamericanos, que no se da tanto aquí en México, no hay tanta diversidad de América Latina. Por supuesto hay diversidad indígena y algunas minorías que cuentan. Yo llegué cuando mi hermana estaba diseñando ropa y sombreros en el Lower East Side, entonces me dejó en su departamento y ella me contaba de los ochenta porque a ella le tocó vivir ahí y fue una época muy fuerte en Nueva York, muchas drogas… Recuerdo que me dijo que tenía que comerme Nueva York y aprovechar el tiempo para conocer cosas y gente diferente. En parte lo aproveché y en parte empecé a trabajar más como músico. Fue muy buena experiencia.



GLOW!: Tengo que exponer una situación. Cuando dices “hay que comerse al mundo”, pero hay veces que decidimos no salir de nuestra zona de confort. ¿Cómo fue que te saliste? Porque una mujer tan auténtica, valiente, alegre y entregada tiene mucho que decirnos a las mujeres y a los hombres de cómo salirnos del cascarón. A veces nos acostumbramos a la incomodidad y hasta más.
LILA: Sí, nos acostumbramos a todo. Yo creo que por eso hay tanta migración. Si bien son situaciones económicas y de violencia las que empujan a la gente a emigrar, también hay una simple curiosidad del ser humano por lo que es diferente.

GLOW!: ¿No sería la curiosidad algo que debemos cultivar todos los días
y contagiar?
LILA: Definitivamente y creo que no lo hacemos.

GLOW!: ¿Qué nos hace falta para dar el paso y llegar a ser..?
LILA: Justamente estamos en un cambio de pensamiento y de educación. Creo que si a los niños pequeños se les permite tener esa curiosidad y mantenerla para siempre, van a ser adultos que jugarán más y estarán menos frustrados.

GLOW!: ¿Crees que esa curiosidad puede ayudar a estrechar lazos
entre minorías?
LILA: Sí, definitivamente, porque los temores, como los discursos de Trump, a lo ajeno, a lo distinto hacen mucho daño.

GLOW!: ¿Cómo se vencen los miedos?
LILA: Creo que siendo cariñoso. He encontrado que tú eres muy cariñosa y eso automáticamente abre las puertas, le das una mirada a las personas y sonríen contigo y puedes abordarlas.

GLOW!: Por lo que vibraste de mí, procuro ser un alma abierta. Tú emanas energía bonita con tu sonrisa. Hay veces que por ser así, uno recibe cosas bien bonitas y, en otras ocasiones, uno que otro… entonces se olvida.
LILA: Es como todo en la vida, es un balance, “ni muy, muy, ni tan tan”, como dicen aquí en México.

GLOW!: Mencionaste también a esos migrantes, minoría/mayoría a la que todos pertenecemos, porque estamos en una casa ajena, en un corazón y un cerebro ajenos, a corto, mediano o largo plazo. Hay muchas personas que viven por eso. Tú les cantas, tú nos cantas, a ellos, a nosotros...
LILA: Sí, porque me veo en ustedes y en todos. A veces pienso que es verdad que pasan cosas con personas, accidentes… Creo que es un motor desde dentro que busca aprender a tener empatía. Cuando el Dalai Lama hablaba de cultivar tu ser, se refería a eso, a sentir empatía por el otro. Creo que nacemos con un poco de eso, pero cultivarlo es muy importante porque me hace sentir mejor conmigo misma y con el mundo. Me da experiencias armoniosas y de felicidad, así como de melancolía y de shock.

GLOW!: El shock también es un motor para llevarnos a hacer crecer nuestra curiosidad.
LILA: Es cierto, claro.

GLOW!: Estamos en un lugar muy hermoso y en esta ciudad a veces tan gris, estar en un espacio verde y lleno de vida, a pesar del frío, a todos nos ha inyectado buena energía. La metáfora es sobre la capacidad que tenemos de dejarnos talar. De talarnos a nosotros mismos esas cosas que tenemos para ofrecernos y ofrecerles y talarle a los demás también eso que tienen único para regalarnos.
LILA: Creo que espacios como este provocan cierta sensibilidad, hacen que desaparezcan las paredes que te creas y eso lo hace el arte.



GLOW!: Hay muchas paredes que tú derribas con notas musicales, con palabras, con atuendos que están llenos de color, textura y, al final del día, es México.
LILA: Sí, y todas esas capas de lo que somos hace que las personas en capas también sientan y poco a poco se dejen sentir. Lo he notado con el público porque lo comentan. Cuando estoy fuera, los llevo a un viaje de regreso a México, pero aquí también podemos visitar Morelos, Chiapas, Chihuahua...

GLOW!: Ahora que dices que los llevas a México cuando estás fuera e incluso cantando en territorio mexicano, podemos decirte que nos regresaste a México. ¿Quién es México hoy?
LILA: Todo… Es el futuro, es muchas razas diferentes, es el pasado con el que estuvimos anclados en dolor y en negación, una negación tremenda, pero creo que estamos reapareciendo, nuestra cabeza está flotando, por fin. Por ejemplo, toda esta situación con Yalitza fue un gran ejemplo para mí de que México va cambiando en sus actitudes y también tiene que lidiar con el rostro terrible del racismo porque es parte de nuestra historia.

GLOW!: ¿Fue un episodio bonito de México? ¿Tienes fe? ¿Te gana más la fe que la angustia?
LILA: Sí, claro. También me preocupo a veces, con el gobierno… pero hay que ver cómo van pasando las cosas.

GLOW!: Sabes que en esta misma edición hay un artículo que estoy escribiendo de lo que está sucediendo en México, junto con ideas de personas que saben mucho más de situaciones políticas y sociales, y la pregunta que les hice es la que quiero plantearte: ¿qué podemos hacer, desde tu trinchera, como mexicanos, para hacer de México el país, la sociedad, el espacio que verdaderamente nos merecemos como mexicanos?
LILA: Desde lo que uno hace… tiene que ver con el proyecto musical que yo he hecho. Es curioso porque cantamos del chile, le compusimos unos versos. El chile representa ese carácter que nosotros tenemos: es muy sabroso, muy claro en su sabor, nos pica, nos duele, nos hace sudar. Pero, sí, nos revive, además tiene algo que ver con la frase de “decir las cosas al chile”. Creo que nosotros queremos eso, queremos buscar la verdad. Pero las capas de nuestra negación, nuestra problemática a nivel orden son muy fuertes, porque hay información que dices “sí”, pero ese “sí” conlleva una serie de cosas complejas, no es un “sí” sencillo.

GLOW!: ¿No crees que a los mexicanos nos gusta ‘‘hablar al chile’’, pero nos choca que nos ‘‘hablen al chile’’?
LILA: Sí… Es un arma que utilizamos, pero no que la usen con nosotros.



GLOW!: Cuando vamos a otros países, tenemos la fama de ser muy sentidos...
LILA: Sí, es verdad. Pero si te pones a pensar por qué, era para sobrevivir y todo se fue complicando con una doble cara. Hay personas que conozco que es tan claro que son doble cara y es una descendencia directa con el enfrentamiento con el español y la sobrevivencia de ser mexicano. Es todo este mestizaje que tenemos.

GLOW!: ¿En qué momento, querida Lila, vamos a dejar de sobrevivir
para vivir?
LILA: Yo creo que esa es la pregunta que por fin nos estamos haciendo y tomará tiempo, pero lo lindo es que nos estamos haciendo esta pregunta.

GLOW!: Y se vale. Tengo una hermana muy religiosa y le hago muchas preguntas y me dice que aprenda a vivir sin la respuesta, pero que nunca deje de hacer preguntas.
LILA: Claro, es verdad, ¡qué bonito! Es verdad porque creo que también aprendes eso con más tiempo, que las respuestas son relativas.

GLOW!: Te tengo que hacer una pregunta poética: ¿te sientes responsable de ser tú la que esté derribando verdaderamente los muros desde hace mucho tiempo?
LILA: ¡Claro! Siento que soy una de esas fuerzas de luz, como decía María Sabina, un remolino de luz, que está aportando, así como mucha gente que escribe, hace crítica y propone con su arte.

GLOW!: En este camino quisiera agradecerte por coincidir y que nos regales el descubrimiento de una mujer muy segura, que se conoce, se posee y se ama. Ese es el verdadero poder y eso eres tú para mí hoy.
LILA: Sí y lleva mucho tiempo llegar a ese lugar. En momentos, soy como todos, nos vemos reflejados en los demás y a veces caminamos un poco cojos. El chiste es mantener eso y buscar esa fuerza que te sigue levantando.

GLOW!: Tú nos levantas a nosotros, y eso inspira más amor por saberte como eres. Eso se llama “hablar al chile”, ¿no?, “actuar al chile”. Gracias, te admiro y te quiero, aunque te acabe de conocer.

Por  Lina Holtzman Warszawski


Publicación más antigua





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube