Quiosco

Carlos Rivera: ¡Recuérdanos!

Bonito. Así es Carlos Rivera. Y sabes a qué me refiero: de adentro hacia afuera; con un alma luminosa. ¡y claro que su sonrisa ayuda! Es de esas personas que quieres llevarte a casa y quedarte con ellas siempre. Porque regalan ganas de vivir. Celebrar los primeros 13 años de vida de Glow!, con él es un privilegio, y una promesa cumplida. Y una certeza más: ¡seguiremos brillando juntos!..

Bonito. Así es Carlos Rivera. Y sabes a qué me refiero: de adentro hacia afuera; con un alma luminosa. ¡y claro que su sonrisa ayuda! Es de esas personas que quieres llevarte a casa y quedarte con ellas siempre. Porque regalan ganas de vivir. Celebrar los primeros 13 años de vida de Glow!, con él es un privilegio, y una promesa cumplida. Y una certeza más: ¡seguiremos brillando juntos!

GLOW!: ¿Es difícil ir por la vida con la bandera de la verdad?
CARLOS: Gran parte de las trabas en mi carrera se presentaron justamente porque siempre digo la verdad.

GLOW!: ¿Dices lo que sientes?
CARLOS: Siempre busco la justicia. Gané La Academia y salí con todas las esperanzas de que había un plan tremendo para mí... y lo había en un principio hasta que de repente ese plan no sucedió. Las cosas inmediatas, como eran sacar un disco, no ocurrieron.

GLOW!: En un caso como éste, ¿ganar hace que ganes?
CARLOS: No, para nada. Es un programa que deseé con todas mis fuerzas. Por eso uno debe tener mucho cuidado con lo que pide. Yo había deseado entrar, ganar, y lo logré . Yo no podría jamás hablar mal del programa, porque fui el chavo más feliz del mundo. Desde que hice los castings y me dijeron que no, hasta que me volví a formar, toda esa experiencia fue maravillosa.

EL PRESENTE

GLOW!: Pero, ¿quién construyó la realidad que hoy estás viviendo?
CARLOS: La construí yo sin la ayuda de nadie. Obviamente me fui encontrando con muchas personas que han formado parte de mi camino y con las que he podido seguir aprendiendo.

GLOW!: Y cómo te diste cuenta que esta vida, porque hace rato lo mencionaste tú, es de los valientes.
CARLOS: Me di cuenta una vez que estaba en una reunión con compañeros de La Academia. Llevaba tres años escuchando lo mismo: “es que ellos tienen la culpa, es que tal no nos deja”. Entonces empecé a revisar qué estaba haciendo y qué podía hacer por mí. Me di cuenta que en ese momento sólo podía hacer teatro. Ya había hecho Bésame mucho, el musical, y dije: voy a tratar de convertirme en el mejor posible dentro del teatro mientras obtengo mi liberación del contrato. Entonces empecé a tomar clases de todo y a conseguir papeles cada vez más importantes, como el de la Bestia, en La Bella y la Bestia. Después me fui a Madrid y fue cuando ocurrió el milagro, porque así lo tomo yo...

GLOW!: Obviamente crees en los Milagros, pero ¿cómo hacer para que ocurran? CARLOS: Los milagros no siempre ocurren cuando uno los pide sino cuando tienen que llegar. Si uno lucha y trabaja y espera, irremediablemente, esos milagros terminarán sucediendo. Mi canción “Si te vas” es un antes y un después en mi vida cuando la escribí.

EL REY LEÓN

GLOW:! Y vino El Rey León en España. ¿Cómo ser lo suficientemente valiente, para no dejarse vencer ante la vida y, por el contrario, continuar el círculo de la vida?
CARLOS: Primero, no dar nada por sentado. Una de las cosas que más me preocupaba cuando me llamaron fue: ok, tengo delante de mi el sueño de hacer teatro. Interpretar a “Simba” en El Rey León era mi máximo. Más que trabajar en Broadway. Y por otro lado estaba la posibilidad de retomar la parte discográfica con todo el apoyo de Sony. Empecé a angustiarme, hasta que dije: “ni siquiera sé si va a ocurrir”. Ahí aprendí y empecé a soltar las cosas. Me quedé en la obra y ésta atrajo la parte musical de mi carrera, de tal manera que cuando dejé la obra en España, logramos que mi música empezara a sonar allá para que cuando regresara a México, la gente me tuviera más atención que antes.

“TENGO TODO PARA SER FELIZ”

GLOW!: ¿Qué te tiene hoy tan satisfecho, tan alegre, tan creativo, tan vivo?
CARLOS: En este momento tengo todo lo que me hace feliz, que no es necesariamente tener todo lo que he deseado sino estar en el camino de hacer lo que más me gusta, que es estar en un escenario. Mi parte creativa está muy receptiva, por lo tanto, estoy escribiendo más canciones que nunca. Estoy grabando mi nuevo disco, por lo que éste es un momento muy muy especial.

GLOW!: Hay una frase en hebreo que, igual, cuando prometo algo y te digo: “Carlos, te invito a mi casa, pero sin compromiso (bli neder). Es como: voy a hacer todo lo posible”, pero al final las cosas pueden o no pasar, y lo importante es que tú no te ofendas conmigo ni yo contigo si eso no sucede, pero sin dejar de esforzarse.
CARLOS: Ése es el mismo compromiso que uno debe de tener con los sueños, con Dios y con el universo, de que si no pasa, que no te frustres Por eso no creo en el decreto, porque aquí, si no se te cumple, te frustras con que: “yo lo decreté, lo trabajé y lo merecía”. Si hablamos del deseo que tenía en Sony: Yo quería ir a cantar al mundo, pero y si me quedaba haciendo lo que estoy haciendo, no pasa nada, estoy feliz. Si no pasa igualmente estoy feliz con lo que me está pasando.

 POR LINA HOLTZMAN WARSZAWSKY

@linaglow

La entrevista completa la puedes leer en nuestra más reciente edición.

*De venta en locales cerrados de todo el país

Y no olvides seguirnos en instagram:
www.instagram.com/glowmx


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube