Quiosco

Y Julia Roberts regresó a nosotros

Ben is Back (Regresa a mí, 2018) se estrena el próximo 22 de marzo en México. Julia Roberts, la actriz ganadora del Oscar nos habla aquí sobre el proceso y su experiencia al filmar esta cinta conmovedora y dramática que refleja un problema que no es lejano para ninguna sociedad actual: las drogas y sus consecuencias.

Ben Burns es un joven de 19 años con problemas de adicción que regresa a casa en Víspera de Navidad. Su madre, Holly Burns (interpretada por Julia Roberts), celebrada el esperado regreso del joven. Durante unas 24 horas que pueden cambiar sus vidas para siempre y en las que todo tipo de verdades saldrán a la luz, Holly tendrá que hacer todo lo posible para evitar que su hijo y toda su familia se derrumben, enfrentándose así a uno de los momentos más difíciles de su vida.

GLOW!: Peter Hedges expresó que trabajar contigo ha sido trabajar con la mejor actriz que hay. ¿Qué sientes cuando alguien te describe de ese modo?

JULIA ROBERTS: Necesito que esté escrito en una almohada, eso es lo que diría, es genial (risas). Bueno, es lindo, pero creo que él debería sentirlo. Si bien es exagerado, ciertamente, es muy amable de su parte.

 

GLOW!: ¿En general te agradan los elogios?

JULIA: Creo que sí. ¿No nos pasa a todos? Creo que todos deberíamos mejorar en ese aspecto porque cuando son pocos y espaciados, se aprecian más.

 

GLOW!: Tu personaje es el de una madre muy amorosa, pero también muy valiente. No está dispuesta a renunciar a su hijo. ¿De qué modo te identificas con ella?

JULIA: Creo que lo que me atrajo fue la idea de una historia que involucraba a toda la familia y que usaba a cada miembro como un verdadero catalizador para comprender los problemas más importantes que teníamos. Todos teníamos un gran propósito de servir y muchas veces cuando hay tanta gente en una historia hay ‘dos personas que son críticas y todas los demás son escaparates’. Sentí que ésta era la oportunidad única para todos: sabes que sin el personaje de Kathryn, Ivy, estarías perdido en toda esa comprensión y sin el personaje de Courtney (B. Vance), sin mi personaje; tenías que tener a todos para entender en realidad lo que en verdad sucede en una familia que está lidiando con una situación como ésta.

 

 

GLOW!: ¿Qué tan importante era que la película tomara lugar en un período de 24 horas y no tengamos mucho contexto de lo que sucedió antes? ¿Cómo fue para ti como actriz no tener todo explicado? ¿Te armas una historia de fondo o sólo trabajas con lo que hay en el guión?

JULIA: Hicimos un poco de ambas, creo. Hicimos como una especie de armado juntos antes de embarcarnos en esta tarea, ya que una vez que comenzáramos a filmar no habría mucho tiempo para sentarnos y reflexionar sobre nuestras esperanzas, sueños y pensamientos sobre todo esto. Así que hicimos mucho de eso antes de filmar y creo que en algunas de esas ocasiones discutimos cómo nuestros personajes, como familia, estaban donde estaban aquél día. Y creo que eso era más útil a medida que los días se alargaban y teníamos más cosas para hacer todos los días. Ya sabes, cuando vez menos luz afuera y se produce este pánico intrínseco de llegar a hacer todo. Así que estábamos súper preparados en ese sentido.

 

 GLOW!: ¿Hay una sensación de responsabilidad moral al hacer un guión con este tipo de contenido?

JULIA: Creo que para la sociedad en general, no solo para los padres, la adicción a las drogas está tan generalizada en la cultura estadounidense y ha sido una epidemia durante tanto tiempo que es genial formar parte de algo que lo vuelve a introducir en la charla diaria, y en nuestras mentes, de una manera diferente a la información estadística sosa que lees en el periódico. Puedes ver el papel que juega entre los integrantes de una familia, a quienes reconoces y con quienes puedes identificarte, bien podrían ser tus vecinos o una niña o un niño con el que vas a la escuela. La trae de vuelta a la conciencia de una manera conmovedora, que reconoces como opuesta a la información insípida de una página.

 

GLOW!: ¿De qué modo te preparaste para el personaje? ¿Querías reunirte con madres que pasaron por la misma situación que tu personaje?

JULIA: No quería reunirme con ninguna mamá. No era el modo en que quería hacerlo. Pero hoy en día, debido a que esta problemática se ha prolongado durante tanto tiempo, hay muchísimo material a nuestro alcance. Descubrí que hay muchos foros, artículos y cosas en línea que están destinados muy específicamente a las madres y a la difícil situación que enfrentan con niños con problemas de adicción a las drogas. Y luego, en general, vi muchos documentales increíbles pero difíciles de ver sobre el uso y abuso de drogas en general. Lamentablemente, no hubo escasez de material para investigar antes de filmar. Así que estaba muy bien preparada y, como no tenía experiencia en el tema, leí mucho material sumamente intenso y singular.

 

 

GLOW!: Peter y Lucas son un equipo de padre e hijo y trabajaron juntos en Regresa a mí. ¿Has pensado alguna vez en trabajar con uno de tus hijos en una película?

JULIA: (risas). Son tan jóvenes y perfectos, en realidad no pienso en eso. Mi esposo y yo trabajamos bastante juntos y siempre es divertido. Es gracioso pensar en Peter y Lucas como un ‘equipo’ de padre e hijo.

 

GLOW!: ¿Olvidabas su relación cuando trabajabas con ellos?

JULIA: Sí. Creo que era justo olvidarlo, justo para Lucas, porque aquí estoy yo retratando a su madre y creo que teníamos una relación muy especial y única, y en mi mente lo reclamaba como propio, como hice con Kathryn, y aún lo hago (risas). Entonces, en ese sentido, creo que era importante, sobre todo por respeto a Lucas, que él no fuera “el hijo del director”, sino un hombre capaz de hacer su trabajo por sí mismo.

 

GLOW!: Peter Hedges dijo que las madres son muy fuertes, especialmente en lo que respecta a proteger a sus hijos. ¿Qué hay en este vínculo que quizás sea diferente al vínculo que los hombres tienen con sus hijos?

JULIA: Bueno, no creo que podamos decir que ‘los hombres no entienden’ o que ‘los papás no tienen la misma oportunidad’. En mi caso, yo a mi madre ciertamente la admiraba muchísimo. Era increíble y una de las cosas más importantes que me ayudó a mí como madre fue un día, cuando mis hijos eran pequeños y me sentía profundamente abrumada con tres pequeños de tres años, me llamó y le dije ‘Dios mío, ¿cómo hacías? ¡Están aquí todo el tiempo!’ (risas). Ella era madre soltera, trabajaba a todo el día, y yo pude darme el lujo de quedarme en casa y cuidar a mis hijos, entonces me dijo: ‘Se llamaba guardería, mi amor’. El hecho de que ella en vez de decirme, ‘bueno, haces lo mejor que puedes. Me dediqué a ustedes, chicos...’, directamente me dijo ‘¡guardería! Te dejaba a las 7 y te recogía a las 5’. Para mí fue liberador de una manera increíble, y me hizo amarla aún más, ya que no me decía ‘¡tú puedes hacerlo!’. Cada uno lo hace de la mejor manera posible y para ella que trabajaba todo el día ese era el mejor recurso que tenía: podía llevarnos a la guardería y recogernos al final del día. Así que es bueno saber que no todo es color de rosa y que tendrás que resolverlo como puedas y lo haces.

 

 

GLOW!: Es bastante inusual para ti tener dos proyectos en el mismo año: Regresa a mí y la serie de televisión Homecoming...

JULIA: Sí, es inusual (risas). Estuvieron muy cerca y en teoría no parecían tan cercanos, pero estuvo muy, muy cerca, y creo que se debió a la buena actitud y amor de mi esposo y de nuestros hijos porque en realidad nos afectó a todos. Estaba trabajando mucho. Estaba lejos, y luego, afortunadamente, tuve un descanso en Navidad, así que volvimos a estar todos juntos, y después volví a irme en enero y regresé a casa por un período de tiempo muy corto antes de comenzar a rodar Homecoming que, por suerte, se filmó en Los Ángeles, así que volvimos un poco a la normalidad, pero no tanta. Terminaron la escuela, y yo terminé mi trabajo en Homecoming y tuvimos el mejor verano como familia; estuvimos todos juntos todo el tiempo, en familia, y felices como las perdices.

 

GLOW!: ¿Pero esa no será la nueva normalidad ahora?

JULIA: No, no lo será (risas).

 

GLOW!: Tu personaje en la película hace un esfuerzo enorme para ayudar a su hijo, pero ¿crees que al final los niños crecen y toman sus propias decisiones y que a veces toman malas decisiones?

JULIA: Bueno, no creo que la cuestión sea una decisión que él tomó. No fue que él pensó ‘voy a elegir dejar que esto se apodere de mi vida y me prive de toda mi voluntad, control y claridad’. No es como cuando mis padres criaron a sus hijos, y todos decidimos ser actores. Estoy seguro de que una parte de mis padres pensaba ‘oh’ (risas). Pero es muy diferente al hecho de que cuando Ben sufre este accidente, de adolescente, y lo medican con una droga que lo supera. Estoy segura de que como padre de un niño adicto te cuestionas a ti mismo, pero espero que haya suficientes recursos de apoyo para que uno pueda darse cuenta de que no se trata de cuestionarse qué habría pasado si lo hubieras criado de manera diferente. No estamos lidiando con una simple cuestión.


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube