Quiosco

Marina Nemat, el deber de contar

Hoy es una renombrada escritora y conferencista. Nacida en Irán en abril de 1965 y radicada desde 1991 en Canadá, fue encarcelada a los 16 años por criticar públicamente al régimen que trajo consigo la revolución del Ayatollah Khomeini.

Hoy es una renombrada escritora y conferencista. Nacida en Irán en abril de 1965 y radicada desde 1991 en Canadá, fue encarcelada a los 16 años por criticar públicamente al régimen que trajo consigo la revolución del Ayatollah Khomeini. Pasó más de dos años en la infame prisión de Evin, donde fue torturada y estuvo a punto de ser ejecutada (fue obligada a convertirse al islam y casarse con su interrogador). Ha recibido variados y numerosos galardones, pero probablemente su mayor éxito ha sido sobrevivir a ese horror para poder contarlo.

GLOW!: Marina, han pasado ya años desde que comenzaste a hablar y me pregunto si tú misma consideras que tu historia puede haber inspirado a quienes te han leído y escuchado.

MARINA NEMAT: Desde mis primeras memorias, mi libro Prisionera de Teherán, que publiqué en 2007, decenas de lectores me han escrito diciéndome que se sintieron inspirados por mis relatos. Al principio, esto me confundía. Yo nunca había considerado que mi vida fuera inspiradora. Escribí mi historia simplemente porque necesitaba dar un testimonio.

Me llevó casi 20 años ser capaz de volver a mi pasado y enfrentar lo que había ocurrido. Muchos de mis amigos están sepultados en fosas comunes. La mayoría fueron ejecutados siendo tan solo adolescentes en los 1980, poco después de la revolución islámica de 1979 en Irán. Fuimos torturados y algunos de nosotros violados. Si fui testigo y no doy mi testimonio, sería irrelevante, mi vida perdería sentido. Pero mi vida les pertenece a aquellos que no sobrevivieron.

GLOW!: ¿Qué vivieron ellos y tú?

MARINA: Si doy la espalda al pasado, me estaría convirtiendo en cómplice de quienes asesinaron a mis amigos. Y no estoy dispuesta a hacerlo. Con el tiempo comprendí, sí,que  hay quienes ven en mí una inspiración por el hecho de haber sobrevivido a los horrores indescriptibles y de haber permanecido aparentemente entera. En cierta forma, puede que realmente lo sea, que lo esté. Pero la gente no ve el duelo que llevo conmigo. Sin embargo, he aprendido que la felicidad brilla mucho más junto al duelo. Es ese sufrimiento el que nos permite valorar más cada aliento, cada momento, siempre y cuando lo vivamos haciendo lo correcto. Sobrevivir tiene un precio: el peso del deber que eso ha colocado sobre mis hombros es gigantesco, pero trato de llevarlo con gracia.

“Me han dañado, pero no guardo silencio. Hablo, reacciono, cuento. Es un delicado equilibrio, una batalla interminable cuya perpetuidad he aceptado.” 

Continúa leyendo esta entrevista en nuestra edición de Glow! Marzo. En locales cerrados de todo México.

Por: Jana Beris


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube