Quiosco

Happy freedom, ¡happy life!

Hacerte sonreír cada vez que miras tu muñeca es lo que ha logrado Chopard con su icónico reloj Happy Sport, que celebra su 25º aniversario ponderando el manifiesto que lo impulsa: la libertad.

Hay creaciones que rebasan sus funciones utilitarias para transformarse en principios que se integran al proceso histórico, sumándose, de igual forma, a la historia emocional, a la cronología personal y a las connotaciones que sus poseedores les otorgan. Happy Sport, el diseño que ha marcado la evolución del lujo durante el último cuarto de siglo, es una de esas obras. No podía ser de otro modo, pues su génesis y consolidación se vinculan con lo que algunos consideran un privilegio, pero, en realidad, es un derecho inalienable. Se trata, por supuesto, de la libertad.

1993, GINEBRA, SUIZA
Ella lo piensa una, y otra, y una vez más. No es sólo una travesura, sabe que es algo más... ¿Hay riesgos? Sí, por supuesto. ¿Desafíos? ¡Vaya!, unos cuantos. Aún así, Caroline Scheufele, actual copresidenta y directora artística de Chopard, asume la responsabilidad de ser propositiva. Comienza a sonar el tic-tac de una pieza concebida a cambiar paradigmas.
 
Años antes, su madre, Karin Scheufele, ya había establecido un punto de partida: “los diamantes son más felices en libertad”, exclamó al observar el boceto de lo que se convertiría en la línea Happy Diamonds. Con ese comentario quedó bautizada la colección. Era 1976 y surgió una idea revolucionaria: permitir que los diamantes se movieran en total libertad entre dos cristales de zafiro, devolviéndoles así todo su esplendor original, corriendo en línea paralela con lo que ocurría en las cuestiones de género. La prensa los aclamó y el mercado los reclamó: Happy Diamonds, un sublime golpe maestro.
 
De vuelta a los talleres de la maison ginebrina, Caroline, basándose en el espíritu de la época, diseña un reloj deportivo con una asociación inédita: diamantes y acero unidos por vez primera en la historia de la joyería. Cuando los diamantes ya habían sido emancipados de su engaste, ella los desacraliza sin mermar su magia y poder de seducción. Desde ese momento ya no estarían reservados para las grandes solemnes, incorporándose a la vida diaria para acompañar a las mujeres en sus diversas facetas.



2018, LICENCIA ARTÍSTICA
Para conmemorar su vigésimo quinto aniversario, la colección añade al repertorio la fuerza de un movimiento mecánico de carga automática, el 09.01-C, desarrollado por Chopard para las cajas femeninas de 30 milímetros. Nuevas versiones irrumpen con determinación, como un modelo cuya esfera fusiona la sofisticación de la madre perla con la delicadeza de los tonos pastel.

Figura, también, el Happy Sport Oval, que recupera el trazo ovalado original, ahora con una reingeniería contemporánea. De este modo, los oficios artísticos se elevan al máximo y dan vida mediante la conjugación de sus técnicas –el arte ancestral del lacado urushi para las esferas, y el grabado fleurisanne, para el movimiento– a interpretaciones con carácter rotundo y personalidad vivaz.

Estas propuestas constituyen la integración de los dos polos de excelencia de la Manufactura: savoir-faire y sagacidad para capturar el espíritu de los tiempos, esto es, la articulación de todas las competencias que edifican la grandeza de la relojería y joyería. El alemán Johann Wolfgang von Goethe dijo: “sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla cada día”. La antología Happy Sport lo ha hecho desde hace cinco lustros, anticipándose a los cambios que, eventualmente, corroboran una verdad incuestionable: donde mora la libertad, ahí está nuestro corazón.

Por Bernardo Hernández


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube