Quiosco

Tom Ford en 3 actos...

Le pese a quien le pese, Tom Ford sigue siendo el rey de las pasarelas. FWNY 2018 lo avala y nosotros (entre muchos otros) lo reconfirmamos. Desde su creatividad en cada prenda, la selección del concepto, hasta la propuesta de maquillaje, Tom Ford hace gala de tres distintas facetas medulares en su vida: el artista, el especialista del lujo y el cineasta...

PRIMER ACTO: FILOSOFÍA DE VIDA
Dice Tom Ford que la filosofía de vivir sin prisas lo ha acompañado desde que cursaba la secundaria en Santa Fe, Nuevo México, y que le enseñó a ser paciente y dedicado, enfocado, aunque sin caer en lo irracional o en la indiferencia. 

“Cuando estudié historia del arte en Nueva York me di cuenta de que mis pensamientos sobre cómo vivir mi vida eran correctos, al menos para mí. Tenía un profesor, Richard —sí, se llama como mi marido, o se llamaba—, que decía que entre más rápido corriésemos, sin dirección, había más probabilidad de tropezarnos sin razonar por qué lo hacíamos y repetirlo. Decía que no fuéramos tan rápido sino con paso firme, porque ser analíticos funciona. Y yo lo he aplicado. A veces creo que estoy un poco loco, pero el mundo no es de los cuerdos; eso lo tengo muy claro”, cuenta en entrevista exclusiva para Glow!

SEGUNDO ACTO: ÉL Y LA BELLEZA FEMENINA
Hace unas semanas presentó en Nueva York, durante la semana de la moda, su colección Otoño/Invierno 2018 y el resultado fueron siluetas locamente femeninas, provocativas y muy sensuales:


“Soy un amante de la belleza, de la estética, de la buena figura, de un rostro que me llena la vista, de la simetría, del balance, de los principios del diseño… no sé; soy un obsesionado con un cuerpo hermoso, con un aroma que me cautiva, con un cuadro que me desarma los sentidos. Lo mismo me sucede con la música y la arquitectura; las casas que tengo son hechas enteramente a mí gusto con la propuesta de un arquitecto, y la música que hay en mis tiendas (lo diré en secreto) tienen mi curaduría. Me fijo en todo, como dices”, aclara Ford, a quien Jay-Z le dedicó una canción con su nombre y junto con Justin Timberlake, lo mencionó en su sencillo “Suit and Tie”. 

TERCER ACTO: CONFIAR EN SÍ MISMO, ¡LO MÁS ARRIESGADO!
“Hablo de lo que me da la gana y como me de la gana; soy un hombre lo bastante crecido y maduro como para que me digan de quién hablar o cómo hacerlo… nunca entenderé a esa gente a la que le dan instrucciones sobre cómo hablar. Refleja una falta de confianza en uno mismo, y es pésimo. Me apasiono con una conversación y me salen las palabras. Para mí, el diseño y el cine van de la mano porque los considero arquitectura de los sentidos: uno para vestir y otro para contar historias… construyo, hago cimientos, propongo, me lleno de estilo y lo suelto… así soy en todo”.

“Fue la edad, el deseo de crecer, las ganas de no quedarme en mi zona de confort y, sobre todo, probarme a mí mismo de qué soy capaz y qué puedo lograr. Cierta vez leí que la confianza en uno mismo significa subirse en una cuerda sujeta del extremo de una montaña a otra, y recorrerla en bicicleta sin temor a caer, con el objetivo de cruzar a pesar del viento, del frío, del calor, de todos los obstáculos. No recuerdo de quién es esa reflexión, pero me motivó mucho, me empujó a definirme como profesionista y a arriesgarme, y aunque todavía creo que me falta mucho, pienso que el camino andado ha sido grato y benéfico”. 

“No soy un científico metido en un laboratorio. Ellos tienen que vivir en fórmulas adecuadas y yo tengo mucha paciencia y lo razono mucho, pero, como dicen, “despacio, que voy de prisa”. No voy de prisa porque no voy al ritmo de otros, sino al mío; jamás me estanco y voy hacia adelante queriendo evolucionar… puedo sonar contradictorio, pero en la contradicción hay un encanto, y es el de la sorpresa del razonamiento”.

POR REDACCIÓN GLOW!


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube