Quiosco

La justicia hoy tiene nombre: Itzel

En medio de preocupantes irregularidades por parte de la Procuraduría General de... La entrada La justicia hoy tiene nombre: Itzel aparece primero en Revista Glow!.

En medio de preocupantes irregularidades por parte de la Procuraduría General de la Ciudad de México,  una mujer, una niña, ha sido exonerada del homicidio de su violador.

La joven, que acaba de cumplir 16 años de edad, fue atacada el 1 de junio en las inmediaciones de la estación del metro Taxqueña por Miguel Ángel Pérez Alvarado.  A pesar de sus gritos de auxilio nadie la ayudó .

En el forcejeo, aunque la violación sexual se había consumado, ella hirió a su agresor en el pecho y salió huyendo.

Encontró a unos policías que ubicaron al violador, pero jamás la trasladaron ante las autoridades competentes que debían brindarle en ese momento asistencia médica y psicológica como ordena el protocolo.  La norma 46 establece que toda mujer que asegure haber sido víctima de una violación debe recibir antibióticos, antivirales y contención psicológica.

“Pedí auxilio, pero nadie se acercó. La gente no tiene sensibilidad, tuve que gritar lo que me había pasado para que alguien se detuviera”.

El hombre que la asaltó murió en un hospital. Lejos de recibir ayuda y el trato que las leyes y tratados internacionales ordenan,  la joven estuvo a punto de  ser procesada por homicidio y fue vigilada por policías. ha recibido amenazas de muerte

“Hubo negligencia de no darme una prioridad médica. Lo primero que querían era una declaración, pero se negaron a brindarme apoyo en primera instancia. Me trajeron de un lugar a otro, para poder recibir ayuda”

Su caso es similar al de la joven Yakiri Rubio, quien en 2013, a sus 20 años de edad fue secuestrada por dos hermanos, conducida a un hotel de paso y violada. También en un forcejeo hirió en la yugular  a uno de sus atacantes, quien huyó del lugar para morir instantes después. Yakiri fue acusada de homicidio calificado y todo parecía indicar que la esperaba una condena de hasta 60 años de cárcel.

Una abogada, Ana Katiria Suárez, tomó su caso y logró, después de un proceso lleno de intimidaciones, abusos e irregularidades, que el delito se reclasificara a homicidio con exceso en la legítima defensa y posteriormente a homicidio en legítima defensa simple y llana para que la joven fuera exonerada. Yakiri estuve tres meses en prisión.

En el caso de Yakiri y en el de Itzel han sido las redes sociales el recurso básico que ha permitido dar cauce a  lo que vivieron y hacer que las autoridades y la sociedad pongan atención en un problema que nos aqueja todos los días y no podemos ignorar.

Itzel y Yakiri sentarán un precedente en la procuración  de justicia con perspectiva de género. y en la necesidad imperante de contar con policías, médicos, elementos del Ministerio Público y jueces con verdadera capacidad y conocimiento para manejar emergencias como ésta. Pero una vez más se impone una pregunta amarga: ¿Cuántas veces más debe repetirse esta situación para que ocurra algo que revolucione la realidad?

No queremos que ocurra esto ni una ocasión más.

Aquí Itzel misma cuenta lo sucedido. El video es muy fuerte, pero si no hacemos visible su testimonio escuchándolo y compartiéndolo no aprenderemos nada.

La entrada La justicia hoy tiene nombre: Itzel aparece primero en Revista Glow!.


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube