Quiosco

Lo dulce de lo amargo

Tanto en la vida como en la cocina y la mesa, tendemos... La entrada Lo dulce de lo amargo aparece primero en Revista Glow!.

Tanto en la vida como en la cocina y la mesa, tendemos a hacer a un lado lo que aparenta ser amargo. Enfaticemos que no siempre lo dulce es lo que hace bien al alma y a la salud.

“El amargo, como todo en la vida, hay que degustarlo para que cause efecto. Es decir, no se trata nada más de ingerirlo”, es lo que aconseja Nadia Shalan, naturópata. En otras palabras, no hay que disfrazar su sabor con edulcolorantes, sal o alguna salsa. De ahí se genera otra gran sugerencia para la salud, no nada más en referencia al sabor amargo. “Hay que ingerir los alimentos tal como son naturalmente, por ejemplo, el café hay que beberlo solo y el chocolate oscuro”.

Es importante recalcar, justo en este momento, que lo que estamos recomendando puede tener distintos efectos en cada uno de nosotros. Hablaremos de los beneficios generales de distintos alimentos pero, por supuesto, no está de más consultar al médico para que nos ayude a encontrar los que específicamente nos benefician, dependiendo de nuestro organismo.

Ahora sí, ¡todos a la mesa! 

Algunos elementos amargamente (y deliciosamente) recomendables son:

Pepino

Sus efectos están ligados al pulmón y al intestino grueso. Resulta refrescante, pues regula las reacciones térmicas del organismo. Además es diurético. Alivia el dolor de garganta y la tos seca por ser lubrificante. Tiene poder antinflamatorio, baja los niveles de azúcar y potencia las defensas naturales. Pero, ojo, recuerda que estamos hablando de la versión natural del pepino, no del encurtido o pickle, que contiene mucha sal.

Brócoli

Los alimentos verdes, en general, tienen efecto en el hígado: lo desintoxican y tonifican. Además, como el brócoli también es amargo, agrega poder en cuanto a que es diurético y laxante. Hay que reconocer que los purgantes naturales siempre tienden  a ser plantas amargas. Otra de las bondades del brócoli es su capacidad saciadora, es decir, disminuye el apetito así como la hipertensión.

Espárragos

Desintoxican, refrescan y disminuyen la tensión arterial. Por supuesto que también son diuréticos y estimulan el intestino, por lo que no sólo combaten la retención de orina, sino también el estreñimiento. En conserva pierden este efecto porque aumenta su contenido en sal. Además, frescos resultan útiles para la tos seca o bronquitis. Son muy nutritivos y excelentes para mantener la energía y combatir la anemia.

Toronja

Quizás no lo sabías, pero ayuda a combatir la resaca. Y claro, es muy recomendada para quienes quieren bajar de peso por su bajo contenido de azúcar a diferencia de otras frutas. También actúa sobre el estómago y se si toma la cáscara seca en infusión, favorece la digestión, elimina gases y la hinchazón abdominal. Una poderosa sugerencia: come toronja en ayunas, ya que su efecto desintoxicante y laxante es mayor.

Alcachofa

Este estimulante alimento actúa sobre el hígado y el corazón, pero también favorece las funciones del riñón. Además resulta estupendo contra las molestias del aparato digestivo y estimula la digestión de alimentos grasos. Ayuda a reducir el colesterol y viene bien contra la insuficiencia renal. Contrarresta la ansiedad y el nerviosismo. ¿Sabías que hasta en forma de infusión puedes ingerirla para mantener tu organismo en buen estado?

Recuerda, por favor, que no estamos publicando fórmulas sino sugerencias. Hemos compartido, en términos generales, las bondades de ciertos vegetales que pueden convertirse en cómplices de la saludo pero que, solitos, no hacen magia; ésta depende de procurarte, de tratar tu cuerpo como lo que en verdad es: tu templo mientras te encuentres en esta tierra. 

Por: Sandi Beick

La entrada Lo dulce de lo amargo aparece primero en Revista Glow!.


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube