Quiosco

TOM FORD: DE MÚSICO, CINEASTA Y LOCO…

Sí, estuvimos con Tom, frente a frente. Conversando sobre su forma de... La entrada TOM FORD: DE MÚSICO, CINEASTA Y LOCO… aparece primero en Revista Glow!.

Sí, estuvimos con Tom, frente a frente. Conversando sobre su forma de ver la vida, sobre la obsesión que tiene por la perfección estética y de su nueva cinta: Animales Nocturnos, un thriller psicológico centrado en la crítica al consumismo. Amy Adams es su protagonista.

“A veces creo que estoy un poco loco, pero el mundo no es de los cuerdos, eso lo tengo muy claro”

TORONTO: Designer Tom Ford poses for a portrait session at the 2009 Toronto Film Festival on September 15, 2009. (Photo by Jeff Vespa/Contour by Getty Images)

TORONTO: Designer Tom Ford poses for a portrait session at the 2009 Toronto Film Festival on September 15, 2009. (Photo by Jeff Vespa/Contour by Getty Images)

Dice Tom Ford que vivir sin prisas es una filosofía que lo ha acompañado desde que cursaba la secundaria en Santa Fe, Nuevo México, y que le enseñó a ser paciente y dedicado, enfocado, aunque sin caer en lo irracional o indiferente: “Cuando estudié historia del arte, en Nueva York, me di cuenta de que mi pensamiento sobre cómo vivir mi vida era correcto, al menos para mí. Tenía un profesor, Richard, sí, se llama como mi marido, o se llamaba, que decía que entre más rápido corríamos, sin dirección, había más probabilidad de tropezarnos sin razonar por qué lo hacíamos y repetirlo. Decía que no fuéramos tan rápido sino con paso firme, porque ser analíticos funciona. Y yo le he aplicado. A veces creo que estoy un poco loco, pero el mundo no es de los cuerdos, eso lo tengo muy claro”, cuenta Ford en entrevista exclusiva.

Tom Ford presentó su película Animales nocturnos en el Festival Internacional de Cine de Toronto, luego de haberla estrenado en Venecia y, ante la multitud, no paró de hacer bromas de doble sentido y sobre la gallardía de sus actores protagónicos: Jake Gyllenhaal, Armie Hammer y Aaron Taylor Johnson.

“Es la segunda vez que los veo juntos, en un cuarto oscuro y con tanta gente… pero no como yo quisiera, porque los cuartos oscuros… ¡Ufff!”, expresó y provocó la carcajada de los espectadores. Unos se sonrojaron y otros se quedaron pensando en el significado oculto de su broma. Y luego dijo, como los hashtags de hoy en día: #ElQueEntendióEntendió.

Al preguntarle sobre este episodio ni se inmuta ni lo ve con malos ojos… simplemente, es parte de su esencia, reitera: pícaro, ocurrente, directo, pasional.

“¡Ay Dios! Si esas bromas las hago en público, ¡imagínate lo que no digo ya en una intimidad más próxima… Un día bromeaba con George Clooney sobre lo bien que se veía de traje, pero que seguramente el de Adán le quedaría mejor… y ¡Dios! Se puso rojísimo y decía: ¡Me sobreestimas!”, cuenta sobre Clooney.

“Esas cosas pasan… pero todo bien”, puntualiza.

AMANTE DE LO BELLO

“Soy un amante de la belleza, de la estética, de la buena figura, de un rostro que me llena a la vista, de la simetría, del balance, de los principios del diseño… no sé, soy un obsesionado con un cuerpo hermoso, con un aroma que me cautiva, con un cuadro que me desarma los sentidos. Lo mismo me sucede con la música y la arquitectura; las casas que tengo son hechas enteramente a mí gusto con la propuesta de un arquitecto, y la música que hay en mis tiendas -lo diré en secreto- tienen mi curaduría, me fijo en todo, como dices”, espeta Ford, a quien Jay Z le ha dedicado una canción.

“Hablo de lo que me da la gana y como me de la gana, soy un hombre lo bastante bien crecido y maduro como para que me digan de quién hablar o cómo decirlo… nunca entenderé a esa gente que le dan instrucciones de cómo hablar. Habla de una falta de confianza en uno mismo, y es pésimo. Me apasiono con una conversación y me salen las palabras, para mí, el diseño y el cine van de la mano porque los veo como arquitectura de los sentidos, uno para vestir y otro para contar historias… construyo, hago cimientos, propongo, me lleno de estilo y lo suelto… así soy en todo”.

Tom Ford acepta que no es una persona fácil, que ha sido calificado de complejo y, a veces, explosivo, y eso no le preocupa para nada. Argumenta que al ser creativo tiene miles de ideas en la cabeza y esto le genera muchos movimientos emocionales.

“Es imposible no ser complejo, emotivo, pasional, si te dedicas a esto. No soy un científico metido en un laboratorio. Ellos tienen que vivir en fórmulas adecuadas y yo tengo mucha paciencia, y lo razono mucho, pero como dicen, despacio que voy de prisa… sí, no voy de prisa porque no voy al ritmo de alguien más, sino al mío, pero jamás me estanco y voy hacia adelante queriendo evolucionar… puedo sonar contradictorio, pero en la contradicción hay un encanto, y es el de la sorpresa del razonamiento”.

“El diseño y el cine van de la mano historias porque los veo como arquitectura de los sentidos, uno para vestir y otro para contar …”

tomford2

Por Max Emilio Bassarelli, 16 de noviembre, 2016

La entrada TOM FORD: DE MÚSICO, CINEASTA Y LOCO… aparece primero en Revista Glow!.


Publicación más antigua Publicación más reciente





#KeepGlowingOn

¡Síguenos en Instagram!


GLOW! TV

¡Está de regreso!
Déjanos inspirarte desde la mirada hasta el alma...
Conduce: Lina Holtzman Warszawsky

Síguenos en YouTube